lunes, 28 de abril de 2014

España en la 1ª Guerra Mundial: una neutralidad cuestionada

Desactivan cinco granadas de la guerra civil en Granada

Los Tedax de la Guardia Civil desactivaron la pasada semana cinco granadas cargadas de explosivos de la Guerra Civil que se encontraban en el sótano de una nave del municipio de Churriana de la Vega. Los artefactos desactivados se encontraban junto a otras 29 granadas más que ya no tenían carga.
El hallazgo de los artefactos se descubrió casualmente después de que los bomberos acudieran a sofocar un incendio en un solar donde una quema de rastrojos se descontroló y se extendió a las proximidades de la nave. Cuando los bomberos se metieron en el sótano del habitáculo y vieron lo que había allí, contactaron rápidamente con la Guardia Civil para que acudiera al lugar para comprobar si las 34 granadas allí depositadas tenían o no carga.
LosTedax del instituto armado se llevaron las cinco granadas a una cantera y allí las explosionaron, pero advierten del riesgo que conlleva tener este tipo de artefactos en casa. «Mientras tengan carga son muy peligrosos, por eso es muy importante que se comunique a la Guardia Civil o a la Policía Nacional cuando se descubre alguno para desactivarlo.Mientras tengan carga son muy peligrosos, da igual los años que el artefacto tenga», comunica uno de los agentes de la Guardia Civil que acudió a desactivar estas granadas.
Los Gedex, o especialistas de la Guardia Civil en desactivación de explosivos, han registrado en estos primeros cuatro meses del año once incidencias en las que han tenido que explosionar 14 artefactos, todos de la Guerra Civil española.
Este grupo de especialistas en explosivos también desactivó una bomba de aviación de cincuenta kilos de carga que apareció el mes pasado en el término municipal de Los Gualchos-Castell de Ferro, junto a la carretera A-7. La bomba tenía unas dimensiones considerables que desaconsejaban moverla mucho, por lo cual se optó por desactivarla en el mismo lugar, aunque previamente se cavó un gran agujero en la tierra donde se introdujo la bomba antes de ser explosionada. Dicen los lugareños que la onda expansiva se notó en el municipio de Los Gualchos donde los cristales de algunas casas temblaron, pese a existir una distancia superior a los cinco kilómetros del lugar donde apareció la bomba. Lo curioso es que después de esta desactivación de bomba, han acudido a Los Gualchos otras tres veces tras aparecer artefactos de menor envergadura.

Desactivan cinco granadas de la Guerra Civil descubiertas junto a 29 más tras un incendio